Google+ Followers

lunes, 28 de mayo de 2012

Decadencia moral y la sociedad latinoamericana

Nuestras sociedades han ido perdiendo la fuerte influencia moral que el cristianismo, fundamentalmente, venía ejerciendo en el comportamientos de sus individuos o en el grupo como un todo.¿A que se debe? Sin lugar a dudas a que la iglesia actual se ha ido adormeciendo en la cómoda somnolencia del post modernismo que, inexorablemente, está siendo adoptado entre sus líderes y miembros. Errores antiguos como los asumidos por el catolicismo en su afán de influir por medio de las estructuras del gobierno, sumado al creciente destape de conductas reprobables del clero (o de pastores ampliamente conocidos, en el caso de los evangélicos) han también influido en el alejamiento de la feligresía y en el descrédito de sus enseñanzas y en el  rol de la fé. 

Pero no todas las culpas son de las iglesias. El rol mesiánico asumido por la ciencia y algunos de sus exponentes como la panacea para entender y explicar la realidad, incluido el orígen y fin del hombre y del universo, aún cuando en la actualidad no pasa de ser un mero acercamiento teórico en algunas áreas como las que acabé de mencionar (universo, hombre), que si bien parece convincente y sólido para muchos, está aún a años luz de ser probado y comprobado. Sin embargo, esta posición es adoptada sin más cuestionamientos como si ella fuese realmente lo único válido, real y cierto. Quienes la asumen esgrimen que todo aquel que tiene otra postura (como la religiosa, por ejemplo), están inmersos en el oscurantismo y, por lo mismo, sus puntos de vista son despreciables e indignos de ser siquiera entendidos y menos aún de ser adoptados. Habiendo perdido terreno la influencia moral del cristianismo, los hombres se han sentido "libres" para actuar a su entero arbitrio en áreas de su conducta tradicionalmente cuestionadas o condenadas por aquel, como por ejemplo, las conductas sodomíticas en cuanto se ejercen afectando a terceros  y muchas veces con publicidad y escándalo (Como el caso de Sodoma que afectó al sobrino de Abraham), o la práctica del sexo por el solo placer, donde la afectividad carece de importancia a la hora de su práctica.   Acabo de ver un video subido a Youtube donde una jóven mujer se vanagloria de haber tenido sexo con 700 hombres en solo 48 horas. Ser post modernista implica por tanto aceptarlo todo, relajar la moralidad y el respeto a las  normas de la ética mas elementales (como el respeto a los padres por ejemplo).

Si bien tenemos avances en algunos aspectos como el combate a la pedofilia o el mayor cuidado del medio ambiente; en otros avanzar implica trastocar instituciones claves como la familia, con la instauración y reconocimiento jurídico de relaciones de pareja de personas de un mismo sexo, entregando funciones de familia como el cuidado y crianza de los hijos a estas nuevas instituciones que en si, carecen de las bases apropiadas para hacerse cargo de dicha tarea por cuanto no se han constituido para procrear, sino para experimentar un tipo de relacionamiento donde la procreación no tiene cabida, ni sus miembros pueden ofrecer a los hijos (generalmente por adopción, o de uno de sus miembros) los modelos apropiados para que éstos crezcan y se desarrollen integralmente.  El ser humano es libre para decidir su opción sexual y  optar por la homosexualidad por tanto es válido, y no debiera ser cuestionado por eso en tanto no afecte a terceros,  aún cuando es una conducta atípica y como tal tiene sus consecuencias, pues lo normal es que asuman las conductas propias de su sexo (cuando este  está claramente definido en el individuo y su cuerpo funciona hormonal o físicamente en concordancia con su sexo) Distinto es promoverla o pretender por ello las mismas prerrogativas que tienen quienes asumen correctamente las funciones y conductas asociadas a su sexualidad.

Por otro lado, ya ampliamente comenté en"Tipologías de la corrupción", que el relajamiento moral abarca otras áreas y cruza todos los estratos sociales y grupos, siendo mas acentuado en los círculos del poder de nuestras naciones, cosa  preocupante, pues siendo éstos, particularmente los gobernantes y políticos en general quienes debieran ser los ejemplos dignos de ser imitados por las mayorías. Como la podredumbre es contagiosa, la corrupción se ha ido incorporando como una conducta normal e incluso, como altamente deseable a la hora de dar satisfacción a las aspiraciones de los individuos que buscan adquirir ciertos bienes o servicios que por el trabajo, la honradez, el respeto de los derechos de los demás, les sería imposible alcanzar a corto plazo. La corrupción, poco a poco  y soterradamente se ha ido legitimando al amparo de la impunidad y porque los órganos encargados de  condenar dichas conductas hacen la vista gorda o actuan  con  desgano o negligentemente a sabiendas para librar de los castigos que estas conductas merecen a fin de que con ello no se investiguen los propios actos corruptos de los encargados de aplicar esas condenas.

Asi entonces, libre del freno moral, se han sentado las bases para que el hombre contemporáneo vaya en pos de sus peculiares inclinaciones. Entre ellas, satisfacer un hedonismo desenfrenado. Antes de seguir, conviene definir lo que se entiende por hedonismo.Viene del griego "hedoné": placer. Básicamente, diremos que es la búsqueda del placer individual e inmediato, evitando todo aquello que sea desagradable o que pueda postergarlo. Como doctrina filosófico-moral significa que el placer es el supremo bien de la vida humana. Su fundador Aristipo de Cirene (435-335 a.C.)  decía que el único camino para alcanzar la felicidad es la búsqueda del placer y la disminución del dolor. Hoy, tenemos el surgimiento de nuevos filósofos que en  reemplazo de Aristipo y de Epicuro han abrazado el hedonismo y son sus mayores defensores. El francés Michel Onfray es uno de ellos y vende millares de ejemplares de sus libros de filosofía hedonista y atea a una sociedad ansiosa por experimentar el placer por el placer evadiendose se ese modo de vivencias que significan desagrado o dolor. Sin aún llegar a los 50 años ya tiene mas de 30 trabajos publicados en su tipo. Ver el enlace siguiente: http://miriancoelho.wordpress.com/2007/06/22/voce-sabe-o-que-significa-hedonismo/).

Por diversas razones de tipo familiar, he estado relacionado con la escuela, aunque indirectamente. Por ello he estado permanentemente informado como nuestros adolescentes han ido inclinandose hacia conductas donde la liberalidad sexual es asumida cada vez a mas temprana edad siendo la práctica del sexo  algo común y muchas veces, algo que no tiene relación alguna con la afectividad, sino la experimentación inmediata del placer a el asociado. Como la práctica del sexo tiene consecuencias, y una de ellas el el embarazo precoz para el caso de mujeres o el asumir el rol de padres a muy temprana edad, cuando los involucrados están aun muy lejos de consolidar una situación de independencia económica y laboral que les permita desenvolver a plenitud dicho rol, tenemos que: o bien se producen casamientos apresurados y generalmente condenados al facaso por cuanto el hijo concebido que desencadenó este hecho fue la consecuencia de "un calentón del momento" y no de una relación afectiva profunda o del deseo consciente de engendrar; o se engendrán hijos que serán criados por los abuelos mientras los padres siguen cada cual por su propio camino, muchas veces y particularmente en el caso de los varones, dejando hijos aquí y allí sin asumir mayor responsabilidad. Pero esto no lo es todo, la búsqueda del placer inmediato ha llevado a un sector de nuestros adolescentes a  experimentar relaciones sexuales sodomíticas, sin que haya justificación física o sicológica en la constitución o personalidad de estos adolescentes. Así entonces nada les está prohibido, solo se guían por lo que les dictan sus inclinaciones del momento, y lo que suele entenderse como prohibido es como la miel que atrae a las moscas. Invariablemente allí quedarán atrapados por la pegajosa libidinosidad que saliendo de sus instintos incorrectamente encausados marcará su conducta por el resto de sus vidas. La norma a seguir es prohibido prohibir.