Google+ Followers

jueves, 18 de agosto de 2011

Añoranzas!



Vivir fuera de Chile tiene sus desventajas, una de ellas es los hábitos y costumbres en los que uno se ha formado. Yo, como alguna vez definí, soy hijo de campesinos pero “sin tierras” que vivieron en un lugar olvidado de la patria, allá en Tirúa,  cerca del mar, como a dos kilómetros río arriba, en un plácido recodo formado entre dos cerros separados por un pequeño estero que traía el agua pura y cristalina que bebíamos en casa. Mas yo fui un “pueblerino”, criado con mi abuela en aquella aún bucólica ciudad de la Frontera: Nueva Imperial. donde todavía es posible ver alguna que otra carreta jalada por parsimoniosos bueyes, espectáculo común allá por los sesenta. En efecto, crecí allí desde los dos años de edad cuando mi madre Julia Astorga quedó embarazada de su tercer hijo. No obstante, mi padre me llevaba los veranos para compartir con mis hermanos. Por eso digo, que soy de origen campesino  y, a mucha honra”, conocí la vida dura de ser un “patipelado” cuando cursé un año en la vieja escuela pública de Tirúa. Íbamos descalzos, con pantalones cortos, las rodillas rojas por el frío y chapoteando felices en el barro en invierno con mis hermanos a clases, caminando por aquel sendero que aún se ve por la falda de los cerros ubicados inmediatamente al norte del río Tirúa y al este de la pequeña aldea emplazada en su ribera  casi  al lado del mar.
Si, bajo mi camisa, hay una piel curtida al sol en mi aprendizaje de pequeño agricultor en el minifundio de mis padres  tanto en las cosechas, cuando cortábamos el trigo y la avena a punta de hoz. Jornadas sudorosas bajo el caliente sol veraniego y refrigeradas por el agua de manantiales tiruanos con abundante harina tostada, aveces mezclada con linaza. Que delicia!. O bien cuando, esparciendo agua con un plato desde un foso o a punta de baldes, regábamos las hortalizas que mi madre cultivaba en aquel minúsculo pedazo de vega a la vera del río. Allí mirábamos maravillados el prodigio de la vida y como aquel fértil légamo; bañado aveces con algo de sal por las sizigias  que excedían sus límites marítimos varios kilómetros río arriba; hacía crecer exuberante los tablones de lechugas, ajíes, tomates, beterragas, cebollas y otros cultivos que iban a condimentar los sabrosos platos con que mi madre alimentaba a su prole. Jornadas largas... picando la tierra  para desmalezar los sembrados de porotos o arrancando yuyos de las melgas de papas, o cortando a guadaña el  trébol para convertirlo en fardos o cargándolo en altas “pellejadas” (1)  para ser almacenadas como forraje en el galpón para la alimentar en el invierno la yunta de bueyes, la vaca y el caballo que mi padre solía tener.

Nuestro refrigerio era el “agua con harina tostada”, no se conocían en casa las bebidas gaseosas, ni los helados (no había refrigeradores en ese entonces). Si trigo tostado en “callanas” (2) de latón colgando de un alambre sobre una fogata, luego molido y mesclado con linaza también tostada.... y en verano luego que en la “quinta” empezaban a madurar las primeras manzanas, hacíamos la popular chicha  que cuando aun no fermentaba era realmente una exquisitez beberla con esa harina... infancia, bellos tiempos idos que solo es posible traerlos al presente rememorando.


Si, vivir fuera de Chile trae añoranzas. Tanto que hace un par de días conseguí comprar un poco de linaza y un kilito de trigo brasileño, algo enjuto, pero igual pude tostarlo, claro que no con la callana que usaba mi abuela o mi madre o casi todas las campesinas del sur de mi país (quienes hoy aún las siguen usando), sino que en un moderno horno  eléctrico. Eso si que.  para poder moler,  tuve que improvisar... En efecto había visto alguna vez  en el campo como se molía la harina tostada usando simplemente una piedra plana y otra piedra larga y angosta (llamada mano),  así que usé dos pedazos de granito  que por el lado revés es algo rugoso por lo que mi molienda resultó todo un éxito.

Al fin pude saciar el antojo, bebí con placer sibarita mi agua con harina tostada y aún me queda algo para seguir matando estas “saudades” (3)...

(1) Pellejada: Carga de un carro o carreta al que se le agregan altas varas para ubicar allí las gavillas de los cereales para llevarlos hasta las máquinas para que lo trillen, o bien, cargas de heno seco para ser llevados hasta el lugar de su almacenamiento. Esta forma de cargar se hace todo bien apisonado por un "pellejero" que a medida que la carga se eleva debe equilibrarse con pericia para no caer. Finalmente se la amarra con largas sogas tensadas por un torniquete.
(2) Callana: Artefacto similar a un cajón bajo, casi igual al que se usa para los tomates, hecho de latón grueso y al que por encima se le sujeta firmemente una vara de unos dos metros  y medio de largura, Sirve para torrar cereales . Pende de una viga del techo por un alambre o cadena y bajo ella se enciende una fogata. El tostado se hace meciendo cadenciosamente el cereal bajo el crepitar de las llamas de la hoguera.
(3) Saudade: palabra del portugués que significa sentir falta, añorar, extrañar.

martes, 9 de agosto de 2011

Problemas en la generación de energía eléctrica



Hoy, 9-8-2011, en Chile grupos ambientalistas entregaron 100 mil firmas que ciudadanos contrarios a la construción de las represas que Hidroaysén pretende habilitar en los rios Baker y Pascua. Sin discutir los fines últimos de quienes defendemos el medio ambiente, me llama la atención los defensores a ultranza que como caballos con anteojeras que solo pueden mirar hacia adelante, son incapaces de percibir la complejidad que tiene el suministro energético que el avance de las sociedades y el mayor desarrollo exigen. Las energías limpias (que no contribuyen al efecto invernadero), salvo la hidráulica, hoy son incapaces de satisfacer esta mayor necesidad de suministro eléctrico . Aunque las personas perciben la energía nuclear como la peor de las soluciones, es ésta la que tiene la mayor prosibilidad de dar solución casi definitiva a la generación de energía eléctrica. No estoy hablando de los reactores de fisión nuclear, por ser estos muy contaminantes y porque generan una gran cantidad de desechos radioactivos, incluido el 95 % del uranio que no pueden procesar, amén de los elementos transuránicos, Pero si de nuevos reactores de fusión nuclear hoy en desarrollo, pero que su puesta en marcha puede tardar aún una década. y mientras eso llega qué?. Esperaremos sentados mirando como los demás paises crecen y Chile queda estancado por las limitaciones energéticas?. Llenaremos el territorio con torres de generadores eólicos (que aparte de generar pocos Mega Wats demandan grandes extensiones de terreno para su emplazamiento y son poco confiables porque dependen del clima?.

Encuentro adecuado que nuestros gobernantes hayan rechazado (mejor dicho dejado stand bye) el uso actual de la energía nuclear (generadores de fisión nuclear), por los problemas de todos conocidos: uso ineficiente del combustible (5% del uranio), generación de gran cantidad de residuos transuránicos altamente contaminantes (radiocativos), cuya degradación  implica millares de años, alto riesgo de daños en las centrales por la alta  sismicidad característica del país, generación de plutonio con el peligro que ello implica por el uso en fabricación de armas nucleares cuya disponibilidad en el mercado -pese a los resguardos que los gobiernos imponen-, hace que siempre existe el riesgo de que lleguen a manos inescrupulosas (terroristas), etc. Pero estoy cierto de que llegará el momento  cuando los reactores de  fusión estén disponibles y suficientemente desarrollados en cuanto a su uso seguro, de que el país tendrá que abrirse a instalar en Chile centrales de este tipo porque los problemas que tienen hoy los reactores de fisión, son solucionados.

Estamos como el que solo ve la paja en el ojo ajeno y es incapaz de sacarse la viga del propio ojo. El país ha autorizado varias centrales térmicas a carbón o petróleo, que si bien son las mas baratas para generar electricidad, son las mas poluentes, y fueron aprobadas con el beneplácito de los ecologistas, salvo honrosas excepciones.
Pretender soluciones 100% ecológicas para satisfacer los requerimientos de energía eléctrica del mundo es hoy algo totalmente fuera de la realidad. Es sabido que los generadores eólicos para que su aporte sea significativo a las redes eléctricas de un país, precisan de grandes áreas de terrenos donde el viento tenga la fuerza y la continuidad suficientes para montar allí una infinidad de torres con generadores  de este tipo. De este hecho saltan a la vista los principales problemas que esta solución tiene, aparte de los altos costos de instalación que sigue teniendo esta tecnología (1.434 dólares americanos por kw) (1):

1.- Ambientalmente es menos poluente  pero en uso de superficie terrestre es una de las mas exigentes.

2.- Abastecimiento intermitente. Dependiendo de las condiciones atmosféricas que, si bien, el flujo eólico puede predecirse con ciertos grados de incerteza, obliga a los sistemas de generción de energía eléctrica a contar con suluciones alternativas basadas en otros tipos de generadores (térmicos a gas, petróleo, carbón o bien el uso de hidroelectricidad) para suplir las fluctuaciones o paralización producto de la falta de vientos).

3.- Según la geografía propia de cada país, el emplazamiento de los generadores eólicos pueden estar muy distantes de los centros de consumo de la energía, lo que obliga a la construcción de grandes extensiones de líneas de alta tensión , lo que la encarece y contribuye a contaminación ambiental adicional.

Los generadores termoeléctricos que usan carbón tienen un bajisimo costo de producción por KW, casi igual al costo por KW generado por rectores nucleares de fisión, (US$ 0,03) pero son sin duda los mas poluentes por la gran emisión de gases de efecto invernadero que producen, además de la explotación de los minerales correspondientes. Pese a ello en Chile  existen mas de 10 centrales de este tipo. (ver http://www.lasegunda.com/especiales/medio_ambiente/pdf/13.pdf ) Parecida es la situación de las centrales generadoras de energía eléctrica a gas natural, donde la alta emisión de gases de efecto estufa es su talón de aquiles. No así en cuanto a costos de instalación, siendo la más barata, pero sus costos de mantenimiento son caros, lo cual se traduce en un costo mayor para la producción de eletricidad por kilo watts hora (US$ 0,047). 



Los ambientalistas argumentan  que debemos usar a como de lugar (ya ya, esto es, ahora mismo) las energías limpias para evitar la construcción de represas y el daño al medio ambiente por generadores altamente contaminantes como los ya mencionados, sin embargo  estos argumentos carecen de absoluto realismo, particularmente porque las soluciones mas limpias como la eólica y la proveniente del aprovechamiento de la energía solar y de las olas del mar y mareas,  no ser encuentran aún suficientemente desarrolladas para  que la capacidad generadora (cantidad de MWH), sea relevante. Eso las encarece y  las obliga a usar grandes superficies como en el caso de la las dos  primeras. Profundizando en cuanto al uso de la energía solar, por ejemplo, que si bien despierta la imaginación por el posible aprovechamiento en nuestro desierto de Atacama donde los cielos son muy límpidos casi todo el año, no debemos olvidar que aún en el mercado americano es casi irrelevante. Las células fotovoltaicas  son atrayentes porque  prodríamos ubicarlas en el techo de nuestras casas y ser autosuficientes en nuestras necesidades de consumo eléctrico. Mas ello no es así tan simple.

1.- El día tiene 24 horas y de ellas 12 abarcan el período de la noche y no todos vivimos en el norte de Chile. Sabemos que los días soleados suelen ser bastante escasos en el sur y en el invierno pasan meses en que el sol solo asoma unas pocas horas para que no olvidemos que aún está allá, en el cielo, a 8 minutos de distancia a la velocidad de la luz. Es cierto que podríamos construir una central que usara la energía solar emplazada en el desierto aprovechando la luz diurna para  generar energía eléctrica y calentar agua y esta, con procedimientos mejorados, aprovecharla para que durante la noche o los días nublados supla la generación de energía durante dichos periodos, pero para ello aún falta mucho en desarrollo del uso de esta fuente barata y limpia.
2.-  Los problemas de costos y desempeño actual de las celulas fotovoltaicas. Habrá que esperar a que los investigadores científicos descubran  nuevas alternativas que resuelvan estos problemas con materiales o mesclas nuevas que reemplacen el bajo desempeño y alto costo de células basadas en cilicio y fósforo.
3.- Las centrales basadas en el uso de la energía solar para calentar agua (o aceite mineral, o bien sal fundida que puede almacenarse en tanques aislados para mantener el calor por horas  y aún días)  mediante grandes espejos cóncavos y así mover generadores, se encuentra aún en etapas experimentales y puede tardar años en estar lo suficientemente desarrollada para su aporte sea rentable y relevante.
4.- La gran distancia de su emplazamiento (norte de Chile) obligaría a contar con extensas redes de transmisión de la energía electrica generada.

En cambio, respecto de la potencial energía proveniente de las mareas y olas marinas, podemos decir que  está aún en pañales, en las decadas del 80 y 90 sus defensores sólo podian mencionar una usina existente en Francia de 240 MW y otra en Canadá ( Nueva Escocia) de apenas 20 MW. Actualmente China se incorporó con una instalación capaz de proveer 40 Kw en Daishan y se espera que pronto comiencen a operar 6 turbinas de 30 Kw en East River en Nueva York (2).

El mayor proyecto de uso de las mareas para suplir energía eléctrica esta hoy en Gran Bretaña, pero  dicho proyecto se encuentra aún en etapa de estudio de factibilidad para construir una represa de 16 km.  en el estuario del río Severn cuyas mareas son las segundas mas altas del planeta. El proyecto costará 25 billones de dólares americanos y generaría 8,6 giga watts (2). Con ello Gran Bretaña solucionaría apenas 1/5 de sus requerimientos de energía eléctrica y sus defensores estiman que funcionaría por lo menos durante un siglo. Sin embargo, grupos ambientalistas advierten que la represa destruirá el ecosistema del estuario.  Existen otras soluciones en funcionamiento en Inglaterra, pero, si bien  las ventajas de la energía proveniente de las mareas es su previsibilidad, en escala global nunca será grande debido a que en escasos lugares las mareas se mueven con la suficiente rapidez para accionar turbinas. (opinión de Roger Bedard, líder de energía oceánica del Instituto de Pesquisa de Energía Eléctrica).

Resumiendo, estará el ciudadano común chileno dispuesto a aceptar y soportar el racionamiento y el uso mas eficiente de la energía que necesita para vivir en el confort al que hoy está acostumbrado?  Ello porque el crecimiento del país año a año obliga a incrementar la capacidad de energía disponible para mover las nuevas industrias que el desarrollo requiere, los nuevos hogares que aporta el crecimiento demográfico, las nuevas calles que exigen alumbrado eléctrico, las nuevas tecnologías que se incorporan al uso doméstico, etc.

Oponerse a la construcción de las centrales hidroeléctricas en Aysén hoy, es ser poco realista, o bien no entender nada el fondo del problema. La otra alternativa es simplemente esperar a que estas nuevas tecnologías estén suficientemente desarroladas y entonces incorporarlas. Eso es lo mismo que mantenerse estancados mirando como los demás paises progresan y se desarrollan y perdernos la oportunidad de entrar en este siglo con la seguridad que tornaremos el país en la patria digna y abastada, donde nuestros compatriotas puedan vivir sabiendo que alcanzar "el futuro esplendor" que reza el himno patrio dependerá del empeño que cada uno ponga, porque las herramientas para alcanzarlo estarán disponibles para todo el que quiera aceptar el desafío!.

(1)  Art. "Quando a Energía Nuclear é Competitiva", Rev. Científic American Brasil, Nro. 4, edic. especial, pág. 16
(2Art. "Plano B para a Energía", Rev. Científic American Brasil, Nro. 4, edic. especial, pág. 77